jueves, 18 de junio de 2015

LA PALABRA COMO ÚNICO CAMINO


Qué gran tesoro es la palabra, esa capacidad real de transmitir al otro nuestras inquietudes, nuestras fantasías o simplemente las necesidades más nimias.

Platicar, así lo llaman en tierras de Centro América, es una fuente de autoconocimiento y de confrontación de pareceres que enriquece a ambos contendientes al poderse combinar los roles de emisor y receptor en un feedback continuo y automático.


La palabra como fuente indispensable de comprensión, desde el respeto y la aceptación de pensamientos muy diversos.

Hablar, conversar, expresar, teatralizar nuestras ideas, nuestras emociones más viscerales e incluso nuestros ridículos secretos. Vomitarlo todo, impidiendo que se nos ulcere por dentro, es un ejercicio que no estamos acostumbrados a realizar.

Hablar, establecer una conversación, tendría que ser motivo de proximidad y de entendimiento, siempre y cuando se haga desde la sinceridad; sin censura ni predisposición a prejuzgar ni ser prejuzgado. Platicar, debatir, es ante todo un acto de aceptación de las reglas básicas de la convivencia entre iguales.


Mostrarnos como somos es una muestra de valentía que requiere de entrenamiento y predisposición a la humildad. Es un arma terriblemente eficaz, con la que aprendemos a redescubrirnos al ser capaces de vernos reflejados en la imagen que transferimos al otro… el paciente receptor de nuestros anhelos.

Conversar, reír, hablar y sobre todo deleitarnos al escuchar las palabras imborrables del abuelo; la calurosa zalamería de la madre eterna; las desventuras del amigo leal o la impronta de tu único amor, de tu compañera de alma… trasforma el milagro de la vida en un acontecimiento más soportable, más autentica y veraz.

La palabra nació de la necesidad de comunicarnos y por el intento de comprender a nuestro vecino de al lado. Nació como una fuente de unión y de pertenencia a un clan. Permitió la socialización de la sabiduría… y por momentos, nos encaminó hacia un mundo más rico y abierto, donde la diversidad enriquecía al conjunto.  

El mestizaje del verbo multicolor, será la única manera de no precipitarnos al holocausto del silencio; de la sordera permanente de los que no quieren oír, ni entender, las necesidades de una parte de los contertulios, que de tanto gritar, se han quedado afónicos, casi mudos y rendidos a la voz  ronca del tenor obeso e insaciable de la razón única… donde la mesura y empatía en su tono de voz, no tiene cabida.


Sí, se lo que piensan y lo entiendo; entiendo a los descreídos y pragmáticos individuos del mundo real e inmisericorde que nos contempla. Intuyo como, por medio de la palabra de su pensamiento, me tachan de necio, pichafloja o lunático imbécil que no sabe que cojones está diciendo. Y tristemente tienen razón…

Y la tienen porque esa misma palabra, en manos de individuos sin escrúpulos, se convierte en engaño, manipulación y sumisión del receptor cándido y desprotegido.

Se aprovechan, utilizan y pervierten el noble arte de la comunicación y la transforman en magia negra; en verborrea envuelta en hechizos, donde la verdad no importa; ni el respeto, ni mucho menos la razón. Son prestidigitadores que han raptado la capacidad de entendimiento para beneficio propio… un diálogo que no espera respuesta, solo busca sometimiento y humillación.

Oír, ver y callar... eso nos han enseñado desde niños :-(

Oscar Ara





viernes, 22 de mayo de 2015

INDECISOS: ¿CARNE O PESCADO?




Pues sí, la decisión es bien simple… carne o pescado.

A dos días de la celebración de las elecciones más desconcertantes y sorprendentes de la democracia en décadas, se calcula que en torno a un 40% de los potenciales votantes, no tienen decidido en qué partido político van a depositar su confianza, o ni tan siquiera, si lo van a hacer por alguno… Son los denominados INDECISOS.

Según la RAE, y haciendo caso a lo que sus celestiales majestades de las letras dicen; estos seres extraños, los INDECISOS, son personas  perplejas e irresolutas… son tipos y tipas que les resulta difícil tomar decisiones más o menos trascendentales para el devenir de su vida…

PERPLEJAS e IRRESOLUTAS, me encanta esta definición. No les parece a ustedes muy clarificadora y acertada la palabra perplejo… muy de ahora, de nuestros tiempos. Muy de la torrija mental que tenemos los españolitos de a pie, al sentirnos descolocados de ese simplismo político que nos movía a tener que elegir entre el rojo o el azul, entre la “izquierda” o la derecha… o lo que es lo mismo, la alternancia política del bipartidismo como única alternativa plausible y real durante muchos años.

Llegue yo a escuchar... o tal vez me lo dijeran, ya no recuerdo bien, que ése relajo institucional de los dos grandes partidos PP - PSOE, les llevaba a decir entre bambalinas del Congreso de los Diputados, frases como: "Ahora te toca a ti, que a mí me entra la risa...”



Volviendo con ustedes, queridos e irresolutos INDECISOS... en sus manos encomendamos nuestra suerte para los próximos 4 años. Ustedes seres juiciosos y racionales, no se han dejado influenciar, por lo menos de momento, por la verborrea delirante y tramposa, vacía, demagógica, patética, fantasiosa, canalla, utópica, despreciable, etc, etc… con la que nos han deleitado los diferentes representantes políticos de todos los colores, siglas e ideologías (si es que existen) en mayor o menor medida.

Les entiendo extraños seres del pensamiento pausado y cabal. Comprendo sus dudas, sus indecisiones… las perplejas y bobaliconas caras que se les queda, cada vez que ven por la pequeña pantalla a estrambóticos personajes del bufoneo político haciendo y diciendo lo que les sale de los cojones sin ningún rubor, ni sentido del ridículo. Empatizo con ustedes y con su inconexa clarividencia neuronal.

Porque, que la Sra. MªDolores, que lleva votando a la derecha incluso antes de instaurarse la democracia, dude ésta vez en votar a la Cazatalentos de la Gürtel, la Chulapa Doña Esperanza Aguirre, es raro, pero entendible. Que Juanra, sindicalista jubilado de UGT en los astilleros de Vigo desde los ´80, no tenga claro, de un tiempo a esta parte, el volver a votar a su partido del alma, es hasta cierto punto lógico y normal… pero y tú Fermín, Sofía, Olga o Raúl, vosotros que por vuestra juventud solo disponéis del bagaje del presente y del ahora; limitación de becas, paro, exilio forzoso, prohibición de libertades, explotación laboral en el mejor de los casos, imposibilidad de formar una familia… ¿Qué dudas podéis tener ante el futuro que se os presenta?

Vosotros, irresolutos e incapaces seres de la clarividencia, que con 30 años cobráis 600 € brutos, ¿qué carajo tenéis que esperar?, ¿qué tontuna no os deja ver la realidad?… ¿a qué esperáis?, ¿a la posibilidad de votar más de lo mismo?, ¿a la posibilidad de que os den por culo de nuevo modificando un Artículo y os vuelvan a privar de vuestra dignidad por saciar el canibalismo patológico de los mercados y tengáis que pagar con vuestros ridículos impuestos, los fastos de una Banca enferma y podrida?. Porque una cosa es ser un imberbe INDECISO y otra cosa es ser un gilipollas con pintas.



Y tranquilos beatos y aturdidos votantes, no tengáis miedo al cambio… el “hombre del saco” no existe. El único saco que existe y persiste en esta Democracia de mierda, son aquellos sacos que se llenan de billetes con nuestros impuestos, y acaban curiosamente, en cuentas opacas de PPatriotas de la PPatronal a los que tenemos que aguantar decir cosas, como:

-       ¡O nosotros o el  caos!
-       ¡Por desgracia, hay que cobrar menos y trabajar más!
-       ¡No va haber rescate a la Banca!
-       ¡Algunos no tienen para comer, y sin  embargo tienen una cuenta en twitter!
-       ¡Luis, lo entiendo, se fuerte!
-       Solo hace falta salir a la calle para ver que la gente está mucho más alegre.
-       ¡Tranquilos, queda dinero para Rato! (esta última es de cosecha propia)

¡Hala… y ahora a votar lo que os salga del nabo queridos!

Pero recuerden, CARNE o PESCADO… las dos cosas son indigestas.

Oscar Ara






miércoles, 13 de mayo de 2015

PRESTIDIGITADORES Y VENDEPATRIAS


No se lo creen ni ellos… ni uno solo.

A pocos días de las elecciones municipales, aparecen en la escena pública una rara especie de prestidigitadores de todos los colores, que con las mangas remangadas, intentan hacernos creer que como Míster Proper, ellos son los únicos poseedores de la fórmula mágica capaz de limpiar el marrón en el que se ha convertido España.

No se lo creen ni ellos… ni se enteran.

Y transitan como pollos sin cabeza, estresados. Sin saber muy bien dónde se encuentran: en Sabadell o Baracaldo, en Maspalomas o en Teruel, en Badajoz o en Ginebra (¡Uy!). Sin tener la certeza de con quién están, si camisa, corbata o chaqué… sin saber a quién van a tener que “engañar”, perdón, convencer ésta vez.

No se lo creen ni ellos… bueno, no sé.

Y tienen la manía de acercarse al ciudadano; sea charcutero, agricultor, vendedor ambulante o tendero, cantautor, profesor o enfermero…  y saludarlo con la mano tendida y la “mejor” de sus sonrisas para sonsacarle la intención de voto del pobre infeliz, o si conecta con el desdichado, hacerse el graciosete y recordarle que él también, como “buen español” que es, tiene un sobrino en el paro, un amigo autónomo que ha tenido que cerrar el chiringuito o que si la abuela fuma…


No se lo creen ni ellos… bueno aquí, aquí más de uno.

Y les da igual lo vacías y huecas que suenen sus palabras en los mítines callejeros que tanto se han puesto de moda últimamente. Frases hechas que el “sudaca” de Lavapiés escucha desde su balcón de forma machacona - “¡… o nosotros o el caos, o nosotros o el fin del mundo… o nosotros o Venezuela! - y ojo, lo cojonut es que les da igual sonar ridículos ante un vecindario “enemigo”, porque saben, que algún tonto del culo que no tiene donde caerse muerto, les votará para mayor gloría del absurdo y la parodia en la que nos hemos convertido.

No se lo creen ni ellos… bueno, los de siempre.

Porque como buenos profesionales que son, saben que el “juego político” no consiste en vender su producto, no. Basta simplemente con hundir al contrario, al opositor. Basta con descuartizarlo por completo, sin miramientos, y a continuación mostrar esa mirada piadosa, de padre omnipresente y salvador, donde tú; iluso cateto, descubrirás embobado que los experimentos solo con gaseosa.

No se lo creen ni ellos… bueno sí, uno.

Y su memoria quebradiza y estúpida, les otorga la desfachatez de volver a prometer lo prometido, aquello que no han sido “capaces” de hacer en sus años de gobernanza…  por culpa eso sí, de la herencia recibida y la vicisitudes adversas y complicadas que ha atravesado la Zona Euro en su conjunto dentro del mundo mundial…

No se lo creen ni ellos… ¡Qué sí, uno sí!

Y lanzan la soflama cierta y nunca populista ¡por Dios!, de que estamos empezando a salir de la crisis, y que los números así lo atestiguan fielmente en todas las graficas y estudios estadísticos inventados por el FMI, el New York Times, la Commonwealth, Caritas, el ABC y la madre que pario a Panete.


No se lo creen ni ellos… ¡Vale, solo el PP!

Y como meros comerciales y vendepatrias que son, tratan de colar su “producto” caduco y podrido a sabiendas; edulcorándolo con las medias verdades de las cifras macroeconómicas, de los “esperanzadores” datos del paro, de los nuevos ingresos en la Seguridad Social… mientras omiten deliberadamente otros como los desahucios, los recortes en Sanidad, en Educación, en Servicios Sociales o la precarización generalizada del trabajo, que acrecienta las desigualdades… esas mandangas que el proletariado y la chusma demandan, sin saber muy bien paqué.

No se lo creen ni ellos… solo er PP.

Porque, tener el cuajo moral de defender lo indefendible, es de quitarse el sombrero. Admirable. No se inmutan ante la hemeroteca que los delata. Se ofenden ante los que piensan que la corrupción es parte de su sistema de actuación, mientras tienen la desvergüenza de negar como hizo San Pedro por tres veces, cuando se les pregunta si conocen al Rey de los Ladrones J. Luis Bárcenas… o ponen cara de bobalicones, al lavarse las manos como Poncio Pilatos ante la crucifixión decrepita y bochornosa, de su anteayer guía espiritual, el Sancta Sanctórum Rodrigo Rato.

Y lo que yo creo… del PP.

Es que demuestran que son seres extraordinarios… infinitamente superiores al conjunto de los ciudadanos por la capacidad innata y “democrática” de convertir la mentira y las técnicas mafiosas en votos y réditos electorales una y otra vez. Y todo ello gestado desde esa Nave Nodriza que es Génova 13, donde los capos y sus compinches necesarios, tienen el don sobrenatural de vivir en un pozo de mierda y permanecer siempre limpios e impolutos, aunque sea de cara a la galería… que al fin y al cabo es de la que viven. Los millones de iluminados que les votan y permiten que nada cambie, que todo siga igual.

Y por favor, si se topan con alguno de estos seres mitológicos, tápense los oídos y las narices… ¡y huyan!



Oscar Ara.




sábado, 2 de mayo de 2015

MEMECES Y BOBERÍAS



Intentamos alcanzar lo inalcanzable, llegar hasta ese lugar donde nada se nos ha perdido. Abarcar más de lo que nuestras capacidades nos permiten e incluso, nos vanagloriamos de dar muestras de grandilocuencia a través de ridículos blogs.

Y mientras tanto tú; salvapatrias y demagogo consentido, andas perdido, descolocado, y lo que es peor, nadie se ocupa de ti. Ni tú mismo.


Observas a tu alrededor inventado, yendo más allá… al infinito. Vislumbras ese otro mundo que consideramos próximo por la manía de globalizar la estupidez, que sin embargo se ubica en latitudes lejanas a ti… y te indignas. Nos indignamos. Hacemos una causa común ante la fatalidad e injusticia que se está produciendo… y a otra cosa mariposa. Hemos socializado nuestra ira, nuestro cabreo, pero tú sigues siendo el mismo idiota, la misma mierda.

Vivimos porque sí, sin preguntarnos infinidad de cosas. Respondemos a impulsos deformados por una sociedad enferma. Reaccionamos inapropiadamente a situaciones banales, mientras permanecemos abducidos ante lo importante. No estamos bien, y ni si quiera nos hemos preguntado el por qué.

Despertarse cada día con la melancolía del que no se entera de nada, empieza a ser costumbre. Ser un zombi se ha convertido en nuestra seña de identidad y a veces, solo a veces, en esos breves momentos de lucidez que todo imbécil puede tener, entiendes que esto no puedes continuar así. Te encuentras perdido pero no haces nada.

Todo lo que te sucede, es efímero, se distorsiona por la apatía e incolora ingravidez del astronauta estúpido que no entiende la dimensión espacio-tiempo… Tu cara refleja la bobería del incapaz, del indigente mental. Estás en Babia.


Te crees inteligente, o al menos presumes de estar por encima de la media… y resultas ser un auténtico imbécil. Un tontorrón incapaz de descubrir sus miserias tan evidentes, como ridículas. ¡Despierta y ocúpate de tu mundo!... de ése que alcanzas con las manos. Algunos, no muchos, te lo agradecerán.

No es cuestión de grandes hallazgos, ni tan siquiera de indagar en lo más profundo de tu ser… basta con salir del letargo en el que has convertido tu anodina vida y descubrirte, quererte tal como eres y empezar a disfrutar de nuevo. Es tener la capacidad de afrontar de una puñetera vez las heridas de tu ego y madurar para ser de nuevo productivo.  

Ser infeliz puntualmente y vivir en la trashumancia neuronal, es una decisión voluntaria que puede permitir al “discapacitado” descubrir los rasgos más terrenales, íntimos y distorsionados de su personalidad; los anhelos no resueltos, las limitaciones autoimpuestas, la incoherencia demostrada o incluso la imposibilidad de cambiar… de ser otro.


Salir del cascaron y atreverse a mirar a través del otro, es un buen comienzo. Tomarnos un poquito más en serio, sin dejar de sonreír, nos ayudaría a abrir los ojos a nuestra realidad y a saber contemplar con nitidez lo afortunados que podemos llegar a ser. Ofrecer nuestro corazón colapsado por memeces rimbombantes, y dejar de dar por saco a los que nos rodean permitiéndoles mayor felicidad… estaría bien.

Porque no nos equivoquemos; no hablo de depresión, de abatimiento, de disminución de las funciones psíquicas… de enfermedad. Hablo de despertar, de redescubrirnos y aceptarnos tal como somos, para poder empezar de nuevo a ser lo que uno quiera, y pueda, llegar a ser. Sin limitaciones y por supuesto, con la ayuda de los demás.


¡MANOS A LA OBRA!


Oscar Ara.




  



miércoles, 18 de marzo de 2015

EVOLUCIÓN FRENTE A CREACIONISMO


Se dice, se cuenta, se rumorea que cuando uno tiene poco o nada que decir, es mejor permanecer quieto y en silencio.

En este tiempo de parálisis emocional, he tenido la perversa tentación de pegar rapapolvos a diestro y siniestro, a todo aquel vicho viviente que amparándose en su condición de gerifalte, no hace otra cosa más que decir chorradas con la loable intención, eso sí, de que los agilipollados y desdentados ciudadanos nos las traguemos de un solo bocado y sin masticar. Pero señores, como digo, uno ya se cansa.


En estos convulsos días de ensañamiento político, en los que unos y otros contendientes se dan tortazos como roscones de grandes… el mendas lerendas, o séase yo, me hice a un lado y desaparecí a mí retiro particular intentando no avinagrarme la sangre más de la cuenta y poder seguir todo lo cuerdo que mis cortas entendederas me permitieran.

La reconfortante pausa me ha confirmado la certeza, de que en este maravilloso país, la inteligencia y el sentido común de sus pobladores, entre los que me incluyo, nos lleva irremediablemente a otra época dorada, sí… a una 2ª Etapa de la Ilustración que será recordada en las décadas y siglos venideros como la definitiva reconquista de la razón. La razón que respalda las tesis de los teólogos evolucionistas al decir que el homo-sapiens desciende por cuestiones biológicas del chimpancé… pero donde no avisaron los muy cabrones, de la posibilidad real y demostrada que tiene toda evolución de involucionar, de ir marcha atrás, de volver a su esencia más básica e irracional, destapando las miserias que llevamos dentro.


He observado, con la objetividad que da la distancia, como la idea primigenia en la que se fundamenta la evolución de la especie: la supervivencia de los más dotados, de los más capaces, de los más fuertes… no había tenido en cuenta la tara encontrada en un pequeño rincón del mundo llamado España. Porque en este apéndice del viejo continente y por el caprichoso devenir de la historia, queda demostrado que esa supuesta evolución de la especie, es una pantomima que los españoles nos pasamos por el forro de nuestras vergüenzas, por decirlo finamente.

Haciendo un poco de memoria, a lo largo de los siglos los claroscuros han sido una constante de nuestra larga historia. Hasta aquí todo normal. Pero volviendo a la génesis del hombre hispánico y abordando solo los dos últimos siglos; desde la aparición del “Deseado” Fernando VII y las diferentes Guerras Carlistas que le sucedieron, los acontecimientos históricos han dibujado, desde entonces, una negra y vergonzante trayectoria moral, intelectual y geopolítica que desencadenaría en la perdida de la última Colonia (Cuba 1898). Poco tiempo después, a principios del S. XX, germino un tiempo nuevo donde se intento modernizar y culturizar un país anclado en el Medievo. Fueron unos pocos años de luces, un paréntesis llamado 2ª Republica… ésa que un acomplejado General Francisco Franco dilapido con el estallido de la sangrienta Guerra Civil, y que dividiría definitivamente a un país en dos bandos: la derechona fascista de los terratenientes y la izquierda de los rojos bolcheviques. Todo ello desemboco en una larga Dictadura, donde la única razón que se conocía era la de la opresión del pensamiento libre, el amedrentamiento y asesinato del diferente… y la doctrina inquisitorial de la santa madre iglesia, como salvaguarda frente al mal (1939-1975).


En la actualidad y después de una necesaria Transición Democrática impuesta con calzador, que concluiría con una nueva Constitución Española… hemos vivido 40 años de sorprendente y ejemplar progreso social y democrático. En estas cuatro décadas; hubo un desmantelamiento del centralismo con la creación de las Autonomías, Golpes de Estado fallidos y sobre todo un sufrimiento salvaje por la lacra del terrorismo asesino de ETA.

En estos años de democracia, si de algún logro tendríamos que sentirnos orgullosos, es de la consecución del Estado del Bienestar. Un logro, que tras 10 años de locura del pelotazo, han esquilmado por completo y de un solo plumazo los gobernantes que actualmente tenemos sentados en los pulpitos de la impunidad  y del poder… con la ayuda cómplice de los otros.


Presenciamos cada día, abducidos e inmóviles, como las ocurrencias de unos patanes y descerebrados vendepatrias nos devuelven de nuevo a nuestros ancestros con su enfermiza visión creacionista, aquella que reniega de la similitud del hombre con ningún trepa arboles peludo y que solo entienden la divinidad de nuestros orígenes, desde la veracidad científica de la costilla divina de Adán.

Estos mismos tipejos henchidos de Fe y catolicismo rancio, que rezan por la salvación de sus almas y el perdón de los pecados… son los mismos que otorgan a la mujer un rol meramente ornamental. Son los mismos que dan generosas limosnas en la eucaristía dominical, mientras trapichean, roban y corrompen desde sus asépticos despachos. Son los mismos que permiten expulsar a conciudadanos de sus casas, mientras negocian la mejor rentabilidad de esos mismos hogares con los “altruistas fondos buitres”. Y son los mismos, que desde su caritativo entendimiento de la vida permiten que los Servicios Públicos, galantes de una sociedad más equitativa e igualitaria, sean engullidos por opacas Sociedades Privadas de amiguetes, zampándose de un bocado la Sanidad, la Educación y las Ayudas Sociales que cualquier ciudadano despistado va a tener que pagar, para mayor gloria de nuestro señor Jesucristo.

Como pueden comprobar, se me va la olla totalmente y mis genuflexiones transitan confusas sin coherencia ninguna. Pero es qué me hace tanto daño ver; como una sociedad supuestamente adulta, puede ser capaz de reírles las gracias y jalear los choriceos y embustes de estos garramantas, mientras les estafan y les quitan la dignidad y la decencia… que como comprenderán, la liturgia de la prosa me importa una mierda.


Por eso les digo, que las cavernas que un día abandonamos, volverán a ser el único cobijo que los tontos del culo tendrán para seguir loando con su voto e indiferencia, las bienaventuranzas de los Templarios de la Fe y el Orden Patrio… mientras ven el “Sálvame de Lux”.

Quiero terminar mis delirios con el siguiente epitafio…

“Hemos convertido la selección natural de Darwin, en un paradigma de dudoso encaje en la Hispania del siglo XXI.”


Oscar Ara








viernes, 13 de febrero de 2015

2015, AÑO DE PANTUFLOS Y MARHUENDAS



Ya falta menos para que el circo de comienzo y los payasos hagan de las suyas, es decir, la puta risa.

Supongo que mi fina y delicada ironía, algunos de ustedes, la habrán  pillado a la primera… para los tardanos, les diré que hablo de las elecciones – de las dos, las municipales y las generales - que con la que está cayendo y la casa patas arriba, nos pinta un panorama de tranquila y sosegada reflexión, donde los partidos se pondrán manos a la obra para gestar programas en los que el ciudadano sea el único protagonista y donde se analizarán los errores pasados y presentes… ¡Y UNA MIERDA! ¡Se van a dar de hostias hasta en el carnet de identidad! y ojo, no lo tengas caducado.


Sé que para muchos, el tema más candente de la actualidad política sigue siendo la corrupción inmisericorde que se ha adueñado de este bendito País. Pero uno ya se cansa de los miserables ladrones de guante blanco, convertidos por la magia de la “democracia” en administradores de lo público, a los que la mierda no les deja ni respirar… ¡y sus cómplices! todos los demás, que a sabiendas de lo que ocurre, no se piran aunque sea por vergüenza torera. ¡Cansinos que son unos cansinos, que no saben más que de robar y robar!


Todo este amarillismo de Pantuflos y Marhuendas, que es en lo que se ha convertido la actualidad política, lo único que ha conseguido es que se hable de todo menos de lo realmente importante; el desempleo, los recortes de los servicios públicos, los desahucios, la falta de crédito, la precarización laboral, etc.… por la obstinación enfermiza e ideológica de un gobierno de mediocres,  que pretende hacernos creer que con su vasallaje ante la TROIKA y su dogma de fe, “El Austericismo”, nos sacarán de la crisis. Cómo decían que lo iban a hacer: “Crearemos 7.000 puestos de trabajo al día”, dijo el iluminado “Lacoste” González Pons. ¡Y ojo, es una crisis heredada y originada por la pésima gestión del partido de la oposición, eh! Porque claro; la Gürtel, la Formula 1, los dispendios arquitectónicos de Calatrava y sus mosaicos de pegamento Imedio o la Lotería y el aeropuerto particular de Carlos “Corleone” Fabra en la Comunidad Valenciana, nada tienen que ver. Como tampoco lo tienen, las transitadas y baratísimas autopistas de la Comunidad de Madrid, los dispendios Pre-Olímpicos y su “relaxing cup café con leche” de la ilustrada Sra. Ann Bottle o los bandoleros puestos a dedo, por la Santísima y Amantísima Señora Doña Espe, protagonistas en el caso “Púnica”. Lo dicho, ¡nada que ver! Toda la culpa es de los brotes lechuguinos del bisoño Zapatero y su “Alianza de Civilizaciones”. ¡Habrase visto tipejo semejante!

Como les decía, hoy toca hablar del futuro inmediato que tenemos a la vuelta de la esquina. Las elecciones múltiples, que presentan un año político dedicado a todo menos a gobernar…


Tocaré tres aspectos para entender qué carajo nos espera.

1.      Nos encontramos con un PSOE medio descabezado, antes incluso de que dé comienzo la batalla electoral. Parece que el recién elegido presidente general, el joven y atractivo Pedro Sánchez, ha quedado en entredicho a las primeras de cambio, frente al carisma de la “Madonna” Susana Díaz, princesa del reino de taifas de la Comunidad Andaluza y para algunos - como José Bono o el mismísimo Zapatero en unas declaraciones recientes - la candidata ideal para plantar cara a la derechona por un lado y a los populismos bolivarianos por el otro…

Pero miren ustedes por dónde, el novel Don Pedro se acaba de sacar un As de la manga al destituir sin previo aviso a toda la plana mayor del PSM, con Tomás Gómez a la cabeza, por un quítame de allí estas pajillas, no vaya a ser que lo de Parla de la “Operación Púnica”… y ya de paso, aireamos con viento fresco una plaza como la madrileña, abocada a otro fracaso - y ya son demasiados - de seguir la inercia que presentaban las encuestas de intención de voto a la presidencia de la Comunidad de Madrid.


A menos de 40 días de las elecciones andaluzas, queda claro, que los dos gallitos del Socialismo en España han querido marcar su territorio, mostrando así su fuerza, con el respaldo de los “suyos”, ante lo realmente importante para ellos… liderar las elecciones generales del mes de noviembre. Veremos cómo acaba semejantes embolado en esa jaula de grillos… porque los experimentos, con gaseosa. Ah, y por cierto, el programa socialista sigue siendo una incógnita que estaría bien empezar a desvelar.

2.    Por otro lado, el partido de Pablo Iglesias tras la exhibición de músculo el pasado 31 de enero en La Puerta del Sol, tiene que ponerse las pilas y dejar de enredar la madeja ocultando un programa, que hasta ahora, es un canto de sirenas que enloquece a las masas – para bien o para mal – y del que solo conocemos loables pinceladas, por su difusión a través de los medios, pero que no acaban de concretarse en un proyecto de gobierno creíble. Porque señores, de la misma manera que han conseguido que esta casa de putas - a la que ustedes llaman “Casta” - se haya sentido incomoda y violentada por primera vez desde la transición democrática - esa de la que tanto reniegan - e igual que han destapado la caja de Pandora. Sus incondicionales, que son muchos, o incluso los ciudadanos que entienden que una nueva forma de hacer política es posible; no les perdonarían que ustedes les traicionaran con un programa mesiánico y alejado de la realidad. No pueden ser como los demás, tiene que cumplir con su palabra y ser como prometen; los representantes y los encargados de los cuidados paliativos de tanta herida sangrante y tumorada, en la que se ha convertido parte de la ciudadanía, con un 27% de la población en situación de pobreza o exclusión social. Por eso les pido, qué si han de hacer algo, háganlo bien o dejen de ilusionar a las masas. Porque ustedes, no se pueden permitir el lujo de fallar, no se lo perdonarían.


Y claro, con el tiempo nos encontramos - como era de esperar por parte del bipartidismo y las hordas mediáticas y panfleteras que les ríen las gracias - los trapos sucios de Pablo Iglesia y su posible cobro en negro en el programa “La Tuerca”. Lo de Iñigo Errejón y el pequeño olvido de un papel sin importancia con la Universidad de Málaga, que la buena de Doña Espe ha querido comparar con las tarjetas Black - sin comentarios - o el más reciente y peliagudo de Juan Carlos Monedero y su asesoramiento a países con democracias de dudosa categoría, que le habrían reportaron unos considerables beneficios, por los que no había tributado al fisco en tiempo y forma. Y en esas estamos, los acosados defendiéndose de las infamias negando siempre la mayor o en el peor de los casos, aceptando los errores como hechos puntuales por defecto u omisión… y al otro lado los de la Casta, que se sienten henchidos de satisfacción al quedar demostrado que los falsos profetas del apocalipsis, no son tan castos y virginales como aparentaban ser. Cumpliéndose, para vanagloria de los casposos, una máxima: “todos tienen trapos sucios que esconder”, al fin y al cabo pertenecen al mismo clan... al de los meapilas propensos a la corrupción, o sea, a la categoría de ser humano mondo y lirondo. Terrenal.


3.    Y por último tenemos al PP, agazapado y al acecho, esperando a que la izquierda se despelleje por completo; la espantada de Tania Sánchez de IU, la dudosa honorabilidad de Monedero, el reciente affaire en el PSM o la fagotización de IU por Podemos.

Ellos saben que las prisas no son buenas - el gallego muy espabilado no parece, pero tonto no es - y entiende que su única posibilidad para ganar las elecciones generales, es que el PSOE se hunda en sus contradicciones y sean devorados, en parte, por el partido de Pablo Iglesias, como le ha ocurrido a IU. Entonces y solo entonces, aparecerán a escena para descalificar sin ningún rubor, ni misericordia, los dislates y boberías de los perroflautas bolivarianos, con los que creen, lo tendrían más fácil a 9 meses vista para las generales. Eso si en ese tiempo, la locura griega de Syriza en Europa, enfrentándose a la todo poderosa TROIKA, sale como creen que tiene que salir ¡Mal! Porque lo de la “quita” a la deuda griega… ¡Cero pelotero!


Al partido ultraconservador no le importa no tener candidatos en plazas tan importantes como la alcaldía de Madrid, ni tan siquiera si Don Mariano “Plasma” Rajoy se presentará como candidato a la generales. Ahí están a lo que están, todos unidos y con una sola voz, como buenos soldados que son - eso hay que reconocérselo a la derecha – dispuestos a ganar las elecciones. Aunque sea a costa de reírse de los ciudadanos vendiéndoles la burra; de las raíces vigorosas que mejorarán las perspectivas económica para este 2015. O de la maldita herencia recibida – 3 años atrás –. O de defender su gestión y haber sabido mantener la calidad en los servicios públicos. O de ponerse como abanderados de la lucha contra la lacra de la corrupción. O de firmar con la oposición, igual que lo hicieron en su momento con el art. 135 de la Constitución, un acuerdo antiterrorista que incluye la cadena perpetua. O de hablar de creación de empleo estable y de calidad gracias a su reforma laboral. O permitir que la banca, una vez saneada convenientemente, empiece a dar créditos sin cuartel a las Pymes. O del abaratamiento de la factura energética… lo dicho, la memez de los soldados sin escrúpulos, les hace ser capaces de vender hasta a su madre, si hiciera falta. Porque en su mundo todo vale. Nada les afecta. Todo está permitido, menos la verdad.


Ah, y para concluir una pregunta ¿Conocen a un tal Albert Rivera Díaz? Sí, ese pipiolo con don de palabra y cierta sorna puñetera aprendida en el Parlament de Catalunya, a base de enfrentamientos “amistosos” con los nacionalistas catalanes… Pues quédense con su cara y en 9 meses hablamos.

Saludos.


Oscar Ara

viernes, 23 de enero de 2015

DE ILUSO A ILUSO


Tú y yo somos buena gente, me consta, entonces ¿qué nos pasa? Hablamos y discutimos por lo de siempre, ¡la puñetera “Casta”! Descifrarte a veces me agota y el enigma me mata. Vivimos cercanos y amigo me llamas, o hermano o hermana… “el tonto el bote” no vale, pues tiene una tara.

Me hablas, te oigo y no dices nada. Parece que yo no cuento, me excluyes y finges no verme, ¡da mala gana! Discrepar es conveniente, sano y abre la mente e incluso la aclara. Somos diversos, complejos, la educación, las costumbres, la vida nos marca. Pero tu prisma es opaco, diferente y alejado del alma.

p

Es difícil ver al otro, la imagen se empaña. Intentamos entendernos pero la lente no encaja, se nubla, se quiebra, se raya. Nuestras dioptrías divergen y la ceguera se instaura. Perdemos el norte, el objetivo, la causa. Mareados seguimos, no vemos nada y tropezamos de nuevo perdiendo el camino, la ruta, la fe y hasta la esperanza.

Razono las causas, incluso las tuyas las cojo con ganas. Las acomodo, las mezclo y las destripo en mi labia. Explico mis razones, mis quebrantos, mis dudas, también tus añoranzas. Entonces descubres que no son un mantra, ¡que es posible!… pero al rato te jartas, te ríes, te burlas e iluso me llamas.


Dices que soy un demagogo, un soñador, un paria. Que la realidad es distinta y no caben las flores, la utopía o la magia.  No me atiendes y divagas, me cuentas las penas, las glorias, las estafas. Tú sabes que es un engaño, lo tuyo no cuadra. Te enojas al rato, y la escucha… la escucha se alarga.

Es en la distancia del blanco al negro, donde los matices no encajan; los grises son sucios y los marrones huelen, dan mala gana. Buscando un mismo fin, los atajos no bastan. El compadreo, el amiguismo, el chupar pollas es una ventaja, para triunfar en el mundo del genocida, del psicópata impune al que tu suerte o mi vida, les trae al pairo. Les resbala.


Nos creemos las chanzas, las pantomimas, la desvergüenza y hasta sus ridículas caras. Intuyes que mienten pero, ¿quién da la talla? Entonces te paras, cavilas y dices - ¡ya basta! - Tu equivoco es legítimo y EL MÍO y el suyo… ¡En eso se amparan! Fabulan, pervierten, roban y estafan. Hacen de lo suyo un guateque, una fiesta, ¡una orgía pagana! Donde a nosotros… a nosotros simplemente nos retratan.

Y mientras, tú y yo seguiremos agilipollados, enfrascados en nuestras ridículas batallas. Rezando para que no nos jodan la paga, el sustento, la comida o las chuches de tu niña del alma. ¡Sí, esas que eran tan caras! Esas que “IVAn” a quitar anteayer… ¿o era pasado mañana?


Oscar Ara




jueves, 15 de enero de 2015

PSEUDOCIUDADANOS


En este año electoral me preocupa la existencia de individuos, a los que llamaré pseudociudadanos, que sobre el derecho y el deber de participar en una elecciones libres y democráticas (que tanto costo conquistar), opinan lo siguiente; “Que la política no va con ellos…”, “¿Qué para qué? ¡si son todos iguales…!”, “Que ellos lo tienen muy clarito: ¡votaré contra los rojos! o bien ¡votaré contra los fachas! (hagan lo que hagan los suyos, sean PPeros, Socialistas o comunistas mayormente) ”, “Que lo de votar es una milonga que solo sirve para justificar las cazicadas y mamarrachadas que hacen los vencedores, justificándose siempre en los votos obtenidos en las urnas”, “Que lo de votar cada 4 años es una ridiculez, ¡ya que la mayoría no tendrían que durar ni un telediario!”, etc. etc.…

Ante estas respuestas tan manidas yo les respondo, amparándome en mí reconocida ingenuidad de pipiolo idealista; que son unos “inconscientes sociales” y una rémora que no me merecen ningún respeto democrático.


Porque aunque imperfecta, participar con nuestro voto en unas elecciones “democráticas”, es la única manera de poder cambiar las cosas, incluso ésas de las que se quejan los abstemios a la participación, como por ejemplo:

1.      La temporalidad electoral actual de 4 años (si las cosas van bien… y si no también). mediante referéndum.
2.    Auditoria del programa electoral por parte de la ciudadanía, penalizando, con un capón en la cabeza y una patada en el culo, el incumplimiento sistemático del programa prometido (pobre Marianico).
3.    Medios y recursos 2.0, para que la Justicia sea más diligente (lo de que sea igual para todos, mejor ni mentarlo) y separación absoluta del poder judicial frente al poder ejecutivo, que asegure la imparcialidad y autonomía de los jueces, como se ha visto en el “caso Gürtel” del interino Juez Ruz (es un sarcasmo, para el que ande despistado)
4.    Transparencia total en las cuentas públicas y en el gasto que se hace con nuestros impuestos… ¡si con el tuyo también, atontao! (¡ah! ¿qué trabajas en B?… bueno, eso según parece es legal)
5.     Dedicación exclusiva y bien remunerada, para que nuestros parlamentarios vivan a cuerpo de rey y nos representen convenientemente, aun cuando de lo que se debata sea: “si las enfermeras, por cuestiones de seguridad e higiene laboral, deben llevar pantalón de campana o falda con refajo por encima de la rodilla” (no sé si me explico).
6.    Abolición del Senado, por inútil (sin más).
7.     Aniquilación de aquellas administraciones públicas duplicadas o triplicadas para un mismo cometido, entre las que se encuentran: los Observatorios, las Fundaciones, las Consejerías o las Diputaciones provinciales entre otras, que manejan sustanciosas cantidades de dinero público con una dudosa productividad.  
8.    Obligación a la Iglesia católica a pagar todos los impuestos, como cualquier hijo de vecino, terminando con sus privilegios históricos (somos un país Laico).
9.    Acabar con la manifiesta impunidad política en los casos de corrupción, evitando, que cualquier cargo público que tenga o haya tenido alguna cuenta pendiente con la justicia, pueda representar ni a su pu…



10.           Auditar y comprobar minuciosamente por parte del funcionariado, las adjudicaciones publicas concedidas y las relaciones que pudiera existir entre la administración y el adjudicatario (tratos de favor, corruptelas, etc.)
11.Reforma del método D´hondt, por otro teóricamente más “justo”, ¡Una persona un voto!
12.Considerar el voto en blanco como computable, por la ausencia de representatividad política de los candidatos presentados. Escaños vacios (¡Uy, qué peligro!)
13.Listas abiertas, donde se conozcan los candidatos que se presentan por cada partido, y donde se pueda elegir el orden de representación.
14.Evitar gastos ridículos; como traductores para los parlamentarios (se nos va la perola), dietas y extras, por pernoctación, viajes y menús 3 estrellas Michelin (incluidos ya en sus notables salarios), así como los móviles, tablets u ordenadores (¡vamos no me jodas!).
15. Erradicar el trabajo sumergido (11% del PIB) que se calcula realizan 1,8 millones de personas de forma irregular, dotando a la administración de los recursos e inspectores necesarios, para perseguir este “fraude consentido” desde hace demasiado tiempo (el paro descendería a un 14%).
16.Bajada generalizada de los impuestos indirectos (IVA), excepto en los productos de lujo y aquellos que vayan contra la salud… y subida de los impuestos directos, según renta y patrimonio de cada cual y de manera proporcional.
17. Subida del salario mínimo hasta los 800€, para aquellos trabajadores que mantengan con su salario, a una familia con 1 hijo… añadiéndose un implemento de 100€ por hijo a su cargo.
18.Incentivar un parque de viviendas de alquiler que gestione junto con los municipios y corporaciones sociales, el derecho de tener una vivienda digna… y la eliminación de los “fondos buitres” que revolotean y echan sus garras sobre las viviendas de protección oficial aprovechándose del descalabro inmobiliario y de las pérdidas de los bancos, que amontonan miles de viviendas vacías de dudosa rentabilidad (¡pobrecitos!)



19.Paralización de los desahucios y aceptación de la dación en pago retroactivo, que impida el hundimiento social y económico de por vida, a toda una familia.
20.          Convertir el calvario y la gresca continua de la educación pública española, definitivamente en una “Cuestión de Estado”, que ayude a consolidar a largo plazo, un sistema educativo de calidad gracias al consenso y la implicación de todos los protagonistas fundamentales: políticos, empresarios y comunidad educativa (docentes, alumnado y familias)… lo que permitiría acabar con el boomerang en el que se ha convertido la educación, al utilizarla con fines partidistas e ideológicos.
21.Incentivar de nuevo el I+D+I, con presupuestos dignos y coherentes con el país que queremos llegar a ser, evitando la emigración forzosa de nuestras mentes más brillantes, a lugares donde se les permite seguir haciendo su trabajo.



22.          Convertir a las Universidades en un referente que lidere un sistema productivo español moderno, competitivo y de calidad,  (lo tenemos crudo, ninguna se encuentra entre las 100 mejores)… y donde desde dentro, se haga autocrítica por el enchufismo y la mediocridad confesa que envuelve esta institución.
23.          Retornar a lo que un lustro atrás fue la Sanidad Pública en España, una sanidad envidiada por medio mundo, donde quedaba garantizada una atención universal y de calidad. La de todos.
24.          Eliminar el copago y el medicamentazo que mayoritariamente sufren los pensionistas (manteniéndolo, en aquellos que sí lo puedan pagar), así como las largas listas de espera, que demuestran los recortes en personal (enfermeras y especialistas) y la reducción del número de camas.
25.           Tener claro, qué sistema productivo queremos para España (¿¡la China de Europa!?)… y con la participación de todos los agentes sociales y consenso parlamentario, ponerse manos a la obra para, como con la educación, convertirlo en una realidad tangible y veraz a medio y largo plazo.
26.          Hacer una reforma laboral que no deje en manos de las decisiones arbitrarias de los “capataces” (haberlos haylos), las condiciones precarias de empleabilidad que tienen que asumir los trabajadores; mismas horas, por bastante menos sueldo a final de mes. Lo que convierte a la economía española en la pescadilla que se muerde la cola; Se precariza el trabajo, no se consume. No se consume, las empresas no fabrican. No se fabrica, se despide (ERES en el mejor de los casos) o se baja el sueldo de los empleados para poder mantenerlos… y volvemos a empezar. Mala solución.
27.           Modernización del tejido productivo español, para ser competitivo y poder exportar productos a otros continentes, contribuyendo a subir la producción de bienes de consumo, que la aleje del estancamiento y la recesión galopante europea… para lo que es necesario la financiación –¡CREDITO!- a las Pymes y autónomos por parte de los bancos. (¡Hay que joderse!)



28.          Replantear las 35 horas semanales en el trabajo, así como la media jornada para todo aquel que lo solicite (cuando sea posible), que ayude a disminuir la tasa de paro. En esta medida también se podría incluir la jubilación a los 65 años, con posibilidad de adelanto si se ha cotizado lo suficiente.
29.          Dar valor a la experiencia, responsabilidad y saber hacer de los trabajadores mayores de 45 años, incentivando a las empresas de manera notable, no solo a que los contraten, sino también a que los reciclen y formen en la consolidación de nuevos aprendizajes...  y de ésta forma evitar su salida casi definitiva del mercado laboral.
30.          Trabajar para que la tasa demográfica de este país sea más equilibrada y sostenible en el tiempo, e impida convertirnos en el asilo de Europa… incentivando medidas de conciliación laboral y ayudas sociales para los padres, si no queremos convertirnos en un país de viejunos cascarrabias.
31.Dignidad para los más necesitados y dependientes, evitando recortar (recuerdan el Art. 135 de la Constitución modificado por el binomio PPSOE) en las ayudas asistenciales, becas y subvenciones que hacen que su vida sea más soportable.



32.          Apostar definitivamente a través de la industria, del I+D+I, de la formación y del convencimiento de que somos un país ideal para ello… por las energías alternativas, sostenibles y ecológicas, que nos convierta en un referente mundial, como lo fuimos con la energía Eólicas no hace mucho y así evitar depender casi por completo del gas y el petróleo del exterior (con fecha de caducidad e insostenible ambientalmente).

Y por último, que esto me está quedando muy largo…

33.          ¡PROCESO CONSTITUYENTE YA! Porque ni esta España es la misma, ni es la misma sociedad, ni este mundo globalizado es igual, ni las necesidades, los avances en derechos y libertades, ni la forma de pensar y de sentir es la misma que la que se tenía ése 6 de Diciembre del ´78. Por eso, porque en 36 años España ha cambiado tanto que no la reconoce ni la madre que la pario. Hay que cambiar o modificar significativamente la Constitución.
34.          ¡Ah, y se me olvidaba! Exigir pedagogía democrática por parte de los gobernantes… que traten a los ciudadanos de igual a igual y no como a gilipollas. Con obligadas comparecencias semanales del Presidente (en vivo y en directo) dando explicaciones de todo aquello que se le pregunte, por incomodo que sea (vamos, igualico que ahora).

Como queda demostrado, y en una sentadica, a estos pseudociudadanos les he ofrecido treintaytantos motivos por los que ir a votar. Seguramente tú, ciudadano responsable, tendrás muchas más razones… por ejemplo en inmigración, en igualdad de género, en libertades y seguridad ciudadana, en Cataluña y el derecho a decidir, etc. etc.


Por todo ello les pido en este año electoral, que actuemos democráticamente y votemos en conciencia… y que lo hagamos con la cabeza mejor que con el corazón. Porque señores, nos jugamos demasiado.

¡Y que Dios nos pille confesados!



Oscar Ara.